stemcell

  • Infarto cerebral:

Los accidentes vasculares cerebrales pueden producirse a causa de la interrupción o disminución de la circulación sanguínea por un vaso cerebral. Se habla, entonces, de infarto cerebral o isquemia.
Este tipo de accidente afecta más a los hombres que a las mujeres y su frecuencia aumenta rápidamente con la edad: las tres cuartas partes de las personas afectadas tienen más de 65 años.


Síntomas
Varían según la zona del cerebro afectada, la extensión de las lesiones y la causa del accidente. Las personas afectadas sufren una deficiencia neurológica aguda, de una duración variable, que se caracteriza por parálisis de un lado del cuerpo (hemiplejía), trastornos de la sensibilidad o del lenguaje, trastornos visuales complejos (pérdida de una parte del campo visual), alteraciones de la coordinación de los movimientos o vértigo.

Causas
Aterosclerosis. Esta enfermedad produce la formación de placas que se depositan en las arterias y, en algunos casos, pueden obstruirlas completamente e impedir la circulación de la sangre. La aterosclerosis está relacionada con la edad, el sexo (afecta sobre todo a los hombres), algunos factores genéticos, el consumo excesivo de grasas y de tabaco, una tasa de colesterol elevada y la hipertensión arterial.

Embolia. Esta enfermedad se presenta como consecuencia de la obstrucción de una arteria. Tiene dos formas de presentación: en la primera, se desarrolla un coágulo en el corazón y se desplaza hacia el cerebro; en la segunda, se forma un coágulo a partir del estrechamiento de una arteria o a partir de una placa depositada sobre la pared interna de una arteria. En ambos casos, el coágulo se desprende y circula por la sangre hasta bloquear una arteria de diámetro más pequeño que el propio coágulo.


Terapia regenerativa con células madre autólogas

Las células madre tienen un enorme potencial como células capaces de reconstruir las neuronas y estructuras dañadas en enfermedades como la enfermedad de Parkinson, esclerosis lateral amiotrófica, enfermedad de Alzheimer, esclerosis en placas, infartos cerebrales o las lesiones medulares por mencionar algunas.
Por la gran incidencia y el elevado costo económico y humano que generan, los accidentes cerebrovasculares son uno de los objetivos más atractivos para la terapia regenerativa con células madre autólogas.
Los  resultados recientes que indican la presencia de un proceso de neurogénesis tras producirse una isquemia cerebral han estimulado el interés por utilizar células madre para suplementar la regeneración autóloga que se produce espontáneamente en eventos cardiovasculares.
 El beneficio de la terapia celular con células madres podría deberse al aporte exógeno de células con capacidad de neurogénesis o de angiogénesis, o debido a la modulación del microambiente, estimulando la supervivencia y diferenciación de las células residentes en el tejido dañado.
La hipertensión arterial, la enfermedad coronaria, el infarto cerebral y, en general, la enfermedad cardíaca crónica, son susceptibles de ser tratadas con células madre adultas ya que se busca estimular la angiogénesis para el sistema vascular de vasos coronarios, arterias de distintos calibres en todo el sistema cardiovascular y la regeneración del músculo cardíaco.

 

stemcell

  • Dolor de rodillas

El organismo tiene una importante capacidad de reconstruir los huesos, cartílagos y tendones dañados, gracias a la capacidad regenerativa de las células madre autólogas, presentes en las estructuras lesionadas.
Ha sido posible la utilización de células madre autólogas, como forma de contribuir a la regeneración de tejidos óseos y cartilaginosos, y concretamente la utilización de células de cartílago cultivadas es un ejemplo de cómo el autotrasplante de células madre autólogas, puede ser un tratamiento eficaz para la reparación de la superficie articular y aliviar los dolores de rodillas y articulaciones.

  • Dolores crónicos

Las células madre autólogas, son células del tejido conectivo que pueden dar origen a distintos tipos celulares, y segregan sustancias tróficas que estimulan el crecimiento y la diferenciación de otras células del tejido conectivo, y tienen un potente efecto antiinflamatorio.
El resultado de la utilización de terapias con células madre autólogas, en comparación con intervenciones quirúrgicas habituales, son similares o superiores con la ventaja añadida de ser una intervención mucho más simple y menos invasiva, además de lograr preservar mejor la biomecánica de los huesos y articulaciones tratadas.

“La primera riqueza es la salud.”

- Ralp W. Emerson

Envienos un mensaje.

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Telefono a 10 digitos (requerido)

Asunto

Tu mensaje